viernes, 18 de agosto de 2017

Tarta unicornio

No sé porque se han puesto tanto de moda estas tartas de unicornio ahora. He estado viendo muchísimas que me llegaban por fb, o pinterest y claro, he caído y me han encargado una.  He intentado combinar algunos elementos que me gustaban de varias que he visto ya que la mama´que me la encargó me dijo que tenía libertad para hacer lo que quisiera. Así que unas flores por aquí, unas crines por allá... y eso sí, todo de fondant, porque con la crema de matequilla y estos calores no me fío. 

 Le añadí unos ojos de little pony en lugar de los ojos cerrados porque me parecía más tierno así, unas crines con flores por delante y otras por detrás y listo...

 Trabajar el fondant con estos calores es un reto, así que no insistí mucho en los bordes rectos porque el fondant tenía tendencias a abrirse.
La tarta es de ganache de dos chocolates, negro y blanco, ya que a la cumpleañera no le gusta otra cosa. Por cierto, su reacción al verla no tenía precio, se quedó con la boca abierta sin poder decir nada y miraba a la madre y a la tarta sin creerselo.... jejeje, eso sí que hace valer el esfuerzo de luchar con el fondant y el horno con 32º de temperatura en el exterior.

Tarta elefantito

Hooolaaa!! cómo llevan el verano? por aquí pasando muchísimo calor, de hecho estoy procurando encender lo menos posible el horno y la cocina, y toda la comida en casa procuro que sea fría: mucho salmorejo, gazpacho, ensalada, fruta y poco más.... bueno poco más no, que algo más hay que hecharse a la boca, así que también me he preparado unos zumos y batidos de fruta (me niego a llamarlos smothies) que están rebuenos, unas tartas cheesecakes frias de vicio y un pastel del mar, mejor aún, y lo mejor de todo es que sin ocupar mucho tiempo y sano.

 Cheesecake de mango

Pastel con atún, palitos de cangrejo y langostinos.
 Cheesecake de limón
Granizado de naranja.
Aunque bueno, algo sí que he tenido que encender el horno para hacer algunas tartitas, por ejemplo, esta que les pongo hoy de un elefantito para celebrar un primer cumpleaños.
 Es muy sencilla, pero traté de ponerle algunos detallitos para hacerla más mona.
 La mantita, el lazo del elefante, ... en fin cositas para enriquecer un poco la idea que me había dado la mamá.


 El bizcocho es de vainilla con almíbar de naranja y relleno de ganaché de chocolate y crema de mango. La mamá me dijo que les encantó y que no sobró nada, lo cual es un signo de que efectivamente les gustó, verdad?

jueves, 20 de julio de 2017

Tarta de cumpleaños moderna

Cuando nuestra amiga Bea se puso en contacto con nosotras ya nos pusimos a  temblar a ver qué reto nos proponía esta vez, pero la verdad es que en esta ocasión se portó bien. La tarta era para 50 personas para el cumpleaños de un amigo suyo que iba a celebrar su cumpleaños con una "red party" en la que sus invitados tenían que ir vestidos de rojo y siempre pone un photocall a la entrada, y habían hecho unas invitaciones muy a juego,  así que reunimos todos estos elementos y los intentamos reproducir en la tarta.

Este es nuestro protagonista en proceso de elaboración.


 Arriba otro momento de la elaboración en el photocall que en este caso es de porexpan.
 Aquí ya está nuestro cumpleañero completamente listo en su photocall

 El vaso rojo también estaba en la invitación del cumpleaños y tenia que aparecer representado en la tarta. En este caso es de caramelo.

 Este es el aspecto final de la tarta, con los elementos de la tarjeta, el color azul jaspeado,  las letras y el vaso rojo, al fondo el cumpleañero en su photocall.
La tarta es de limoncello y ganache de chocolate.

Tarta de boda y embarazo

Nos pidieron esta pequeña tarta con unos novios muy divertidos y embarazados, me gustó mucho hacerla con todos los detalles de los novios.


La novia quería lucir su barriguita embarazada.
Se me ocurrió hacer el velo con encaje comestible, y no quedó mal no?

 Aquí la parejita ya lista para la tarta



El diseño de la tarta en sí es muy sencilla, todo el protagonismo se lo llevaron los novios. La tarta es de bizcocho de limón con almíbar de limoncello y relleno de lemon curd y ganaché de chocolate.

lunes, 3 de julio de 2017

Tarta pintora

Una clienta que ya nos ha encargado varias cositas, nos pidió una tarta para celebrar la graduación de su cuñada, que acababa Bellas Artes. Lo que más le gusta es la pintura, así que nos pusimos de acuerdo en el diseño y  los sabores y nos pusimos manos a la obra.

 En la tarta tenía que estar representada la graduada, pero la verdad es que no acabo de dar con las caras. Tengo que practicar más. El pelo y los ojos sí están bien, pero las bocas se me resisten. Seguiré en ello.
 Y por supuesto vestida de pintora, con boina y bata.

 También está el bote de pintura al óleo, la paleta, el pincel.... todos los elementos más característicos.



Pastelitos de cheesecake de limón

Para despedirme de los compañeros de uno de mis coles quise llevar algo dulce, pero claro, con el fin de curso y otros compromisos no tenía tiempo de hacer nada muy elaborado, así que me decidí por esta tarta de cheesecake de limón sin horno, que resulta fácil, refrescante y la verdad es que estaba buenísima.

 Además una de las compis está embarazada y quise tener un detalle con ella y le hice ese pequeño bebé.

Las rodajas de limón están confitadas y muy ricas.

Zapato de chocolate

No sé en otros sitios, pero aquí , en Canarias, es costumbre hacer un regalito a los profes a fin de curso, no es obligatorio, pero bueno, un detalle en agradecimiento por el trabajo del curso. Este año el curso de mi hija le ha hecho a la profe un regalo común, pero la verdad es que la profe ha sido genial con ella y quise tener un detalle particular, así que pensé en un zapato de tacón relleno de bombones.

 Tenía muchas ganas de probar mi molde nuevo de chocolate y la verdad es que resulta muy fácil trabajar con él. Lo difícil es luego manipular el zapato para que no se derrita en las manos, porque justo esos días teníamos una ola de calor que pensé que no llegaba el zapato al colegio.


 Los bombones también son caseros rellenos unos de maltesers y otros de dulce de leche.

 Mi hija dice que a su profe le gustó mucho. Espero que sí y que lo disfrute porque ha hecho un trabajo con los niños realmente bueno, una profe de las que les gusta su trabajo.

Tarta ajedrez

Un nuevo reto que nos planteaba Antonio. Es es hijo de un amigo que cada año en su cumpleaños nos pone un reto distinto: el Titanic, un avión con luces y este año una tarta de ajedrez.... En esta ocasión hemos sido malas y le hemos planteado un reto a él: si no resolvía la jugada no se podía comer la tarta. Jejejeje.


Por supuesto no teno ni idea de ajedrez, así que tuve que implicar a mi costillo  para que me dijera cómo colocar las piezas. Espero que haya solucionado la partida porque si no todavía están esperando a comerla. ....

Otro reto fue conseguir los moldes para las piezas de ajedrez. Traerlos desde la península me ha salido carísimo, aunque ahora nos han quitado los impuestos y a ver si dejamos de estar en el tercer mundo para el comercio por internet. 

Los sabores también eran un reto, porque la quería de crema de queso y arándanos.  Usé la de Tartafantasía  y he de decir que me ha  encantado, realmente firme y buenísima de sabor.

Tarta Pokemon

Una pequeña tarta de Pokemon, para Pau que ya cumple 5 años. La verdad es que no había tenido oportunidad de hacer tartas de estos bichitos, pero de estos sí que estoy puesta y hasta tuve dos pequeñas asesoras que nos iban diciendo si estaban bien o mal nuestros bichitos y dandonos una clase completa de si estaban "evolucionados" o no.... en fin, muy críticas nuestras dos niñas. 


Es una tarta pequeña, para 12 personas de chocolate y dulce de leche que son los sabores preferidos de estos amigos.  La bola es de poriexpan porque ya he comentado alguna vez que no me gusta trabajar con el arroz inflado, aunque algún día me tengo que poner.

lunes, 5 de junio de 2017

Tarta de boda blanca y plata

Seguimos con los meses de bodas y comuniones. En esta ocasión una tarta de boda que a pesar de que sólo tiene un piso de bizcocho no vean el trabajo que dió.



Esta es la tarta en cuestión. Los dos pisos de abajo, no se comen, son de corcho, pero casi no acabo de hacer los volantes de las flores. El segundo piso, con las perlitas pegadas a mano. El tercer piso sí que se come. Es de ganache de chocolate y crema de maracuyá. Tengo que acordarme de no almibarar los bizcochos cuando llevan estas cremas más húmedas porque la noche anterior no me aguantaba el fondant y se quiso deformar, así que le tuve que quitar el fondant, volver a hacer ganache esperar que se enfríe y recubrilo bien. Entonces sí aguantó mejor y pude forrarlo y acabar la decoración de encaje.